Trabajando con amigos siempre salen cosas bonitas. Alkis y Lydia tenían un local chiquitín donde servían sus especialidades griegas con mucho cariño. Deciden trasladarse a un local más grande y nos llaman para ayudarles con el cambio. Nuestro objetivo es generar un espacio que nos recuerde a las postales de Grecia. Para ello, pensamos en teñir el espacio de blanco y añadir planos en azul que, a veces, se convierten en triángulos evocando su propio logo.