Concurso que realizamos con mucho cariño por pertenecer al pueblo, en cuyo desarrollo pensamos en la familia, amigos, vecinos…

La idea principal es generar una gran zona central que aglutine todos los usos que se necesiten, envuelta por una zona verde que funcione como límite y protección natural. Dentro de esta gran zona central organizamos el espacio con distintas zonas de juego por edades y usos, creando un punto de encuentro para todas las edades.

Para unir las distintas zonas entre sí, trazamos un recorrido que atraviese el parque. Cubrimos este camino con unas estructuras que llamamos “costillas” que nos sirven para crear zonas de sombra y, a la vez, se convierten en los propios elementos de juego. De esta forma tratamos de fomentar la creatividad dejando que cada niño decida cómo quiere jugar. Estas estructuras forman un relieve que trata de evocar el paisaje alrededor del pueblo rodeado de montañas.