Proyecto que realizamos por invitación del interiorista Xavier Salvador para colaborar con él en la creación de este nuevo restaurante. El cliente, el chef Tomás Guixan que ya tenía otros dos restaurantes, quería abrir uno nuevo manteniendo su esencia, pero experimentando un concepto nuevo: las brasas reinventadas. Las brasas serán la idea inspiradora del espacio y de la elección de materiales.